El deseo y la realidad

El deseo y la realidad


[ Publicar respuesta a este mensaje ] [ Foro: Diabetes mellitus, tipo 1 y tipo 2 ]

Publicado por Dr. Stan De Loach (200.52.115.124), martes, 17 mayo 2011, 19:17

Como respuesta a: Péptido c publicado por priscila quezada (189.155.235.183) al martes, 17 mayo 2011, 15:25:

Es importante en estas situaciones no engañarnos: la hipoglucemia SIEMPRE y SIN EXCEPCION es causada por un exceso de insulina ultrarrápida o rápida, relativo a la comida (carbohidratos, principalmente) presente. No hay exención de esta realidad, para ninguna persona con DM1 que se inyecta insulina exógena (del frasco o cartucho).

Suponiendo o deseando que otra cosa (las emociones fuertes, por ejemplo) cause la hipoglucemia en un niño de 2 años de edad es vivir una ilusión o un engaño. La hipoglucemia siempre es causada por un exceso relativo de insulina ultrarrápida o rápida.

El exceso puede existir porque se inyecta demasiada insulina (tratando de responder a la presencia de muchos carbohidratos [CHO] en la alimentación incorporada en la típica "dieta diabética") o puede existir porque aun una media unidad de insulina comercial (la cantidad más pequeña de insulina que se puede medir con las jeringas vendidas para la inyección de insulina exógena) del frasco o cartucho sea un exceso de insulina ultarrápida o rápida para las necesidades de insulina (por ejemplo, si el niño aún hace algo de insulina nativa o endógena) o para el peso de un niño determinado de 2 años de edad.

Una reducción de CHO en la alimentación resultará necesariamente en una reducción de la dosis de insulina ultarrápida o rápida. Una reducción de la dosis de insulina ultarrápida o rápida inevitablemente resultará en una reducción en la incidencia de hipoglucemia.

La insulina diluida permite la dosificación segura (porque la dosis puede ser medida con más precisión) de insulina ultarrápida o rápida en infantes y niños. La precisión de la dosis de insulina ultarrápida o rápida es esencial para ocasionar menos riesgo de hipoglucemia. Para los niños de 1, 2, 8 años, las dosis precisas frecuentemente son, más bien, MICRO-dosis de insulina diluida.

Las emociones, aunque sean apocalípticas (la experiencia objetiva y subjectiva de convulsiones, por ejemplo), no provocarán la hipoglucemia en el contexto de una cantidad normal o baja (en ayunas, por ejemplo, en la persona sin DM) de insulina.

El pavor y el pánico son emociones fuertes, normales cuando un niño tiene actividad convulsiva frente la mamá. Sin embargo, es probable que la madre del niño NO tuviera hipoglucemia, aunque el hijo sí, a pesar de que las circunstancias sean sumamente estresantes y fuertes para los dos. En el contexto de un exceso de insulina ultrarrápida o rápida, la hipoglucemia se presentará por este mismo exceso de tratamiento.

La insulina ultrarrápida es cualquiera de éstas: aspart, glulisina, lispro. La insulina rápida es la cristalina o Regular.

La muestra de sangre para el análisis de Péptido C (la C quiere decir que hace una "Conexión" o unión entre la cadena A y la cadena B de la molécula de insulina) tiene que congelarse inmediatamente después de la sacada para no producir resultados falsos.

Ya que la vida media (la vida media de una sustancia en el cuerpo es el tiempo que el organismo tarda en eliminar la mitad de la misma de la circulación sanguínea, o se puede decir que es el tiempo requerido para que por lo menos la mitad de una sustancia circulando en la sangre sea eliminada del cuerpo) del Péptido C es aproximadamente 20 - 30 minutos y la de la insulina es de aproximadamente 5.2 minutos, normalmente habrá casi 5 veces más Péptido C que insulina en la corriente sanguínea.

Obviamente, es necesario realizar la prueba para detectar los niveles de Péptido C con mucho cuidado y atención a todos los factores que influyen en la presencia del mismo. En ayunas, el nivel será menor que en el postprandio.

Si también se mide la glucosa en sangre en la misma muestra de sangre, se puede determinar si la cantidad de insulina (representada por el Péptido C, pues por cada molécula de insulina hay una molécula de Péptido C liberada por el páncreas) producida es suficiente o insuficiente, sin tener mucha importancia su nivel absoluto. Es decir, si el nivel de Péptido C presente está relacionado con la normoglucemia, el nivel de Péptido C es normal.

En casos de resistencia a la insulina (principalmente en los adultos y jóvenes con sobrepeso u obesidad y frecuentemente en la DM2), el nivel de Péptido C bien puede ser 200% a 300% de lo "normal" por ka resistencia que provoca la necesidad de más insulina que la normal para contarrestar la resistencia.

Normalmente, un máximo de 20% de las células Beta (que producen insulina en el páncreas) están vivas al momento del diagnóstico de la DM1. Con la presencia de hiperglucemia crónica, a través de meses o años, estos 20% también mueren por el exceso de glucosa en el cuerpo.

En resumen, ésta es la teoría de glucotoxicidad, prácticamente confirmada a estas alturas: que anormalmente altos niveles de glucosa en sangre, eso es, la hiperglucemia, destruye las células Beta. Pero la hipoglucemia constante no es el remedio.

Las células Beta, que producen la insulina, lógicamente producen el Péptido C, que es parte de la proinsulina (el precursor de la insulina).

Aun si hubiera todavía 20% ó menos de las células Beta presentes, la insulina exógena inyectada suprime la producción de insulina (y por consiguiente del Péptido C), así dificultando la medición e interpretación de los resultados de la prueba de Péptido C.

El resultado encontrado de .10 ng/dL de Péptido C es menor al resultado "normal" esperado, que es (en tres diluciones o medidas teóricamente equivalentes):
.78 - 1.89 ng/mL
.26 - 1.20 nmol/L
0.18–0.63 pmol/ml
Ninguna fuente de información médica indica si los niveles normales son idénticos entre niños y adultos.

Como mencionado arriba, estos valores no aclaran todo el asunto. El valor de la glucosa en sangre al mismo momento de la prueba sería útil para entender más ampliamente la situación.

Si no se contempla una transformación del régimen de insulina para el niño, por la presencia antecedente de convulsiones y otros signos de hipoglucemia profunda, es imprescindible que se consiga un frasco de glucagon (hecho por los Laboratorios Lilly y posiblemente también por los de Novo Nordisk) y que aprenda a utilizarlo en casos de hipoglucemia verdaderamente severa.

Una opción alimenticia de importancia es la de reducir la cantidad de CHO en la alimentación del niño. Esta opción conlleva una fuerte reducción en la cantidad de insulina necesaria para evitar los mínimos niveles de hiperglucemia producidos por las proteínas, grasas y CHO en la forma de verduras (verdes).

La insulina diluida es otra opción que podría valer la pena investigar en su área del país.


Respuestas:


Agregar una respuesta a este mensaje


Nombre:  

Correo electrónico:  

Tema:  

Mensaje:  


Liga relacionada (opcional):  

Liga relacionada (opcional):  

Liga relacionada (opcional):  

Imagen verificativa:

Escribir las cinco letras de la imagen:


    


[ Publicar respuesta a este mensaje ] [ Foro: Diabetes mellitus, tipo 1 y tipo 2 ]